Filosofía Hoy
La verdad os hará libres
 

La política de hoy

[Texto del artículo]

29 Mayo 2015
Categoría:
Autor: Gabriela Mendoza

Este próximo 7 de junio serán las elecciones federales en México. Y hasta ahora, solo he escuchado comentarios negativos acerca de los candidatos. El pensamiento de la gente es “votaré por el menos peor”. Basándome en lo que ha sucedido antes, esto se debe a que se tiene una desconfianza en ellos. ¿Por qué digo esto?

Se habla de corrupción y se presentan pruebas de ella. Se actúa como si fuera algo nuevo, cuando pudo haber estado presente desde un largo tiempo, sin que nadie se percatara de ella. Y gracias a ello, la gente pierde su confianza en sus candidatos; en su país.

La corrupción no es algo nuevo. Se ha manifestado desde los primeros políticos en la historia de México; por ejemplo, Santa Anna, cuando vendió Texas. Y sin embargo, esto no se presenta solamente en México, y la razón es que el ser humano es libre y, por lo tanto comete errores –cae en vicios-; nadie es perfecto.

A lo largo de estos últimos años, cada vez se han revelado más y más pruebas de corrupción en los gobernantes. Lo que ha hecho que la gente empiece a percibir lo que ocurre a sus espaldas. Se han publicado cosas que han provocado alboroto y se han hecho rumores. Por ejemplo, las últimas noticias acerca de presuntas pruebas de corrupción de Rodrigo Medina, el gobernador del estado de Nuevo León, y su padre, Humberto Medina. O incluso años más atrás las de Carlos Salinas de Gortari, ex presidente de México, relacionado a corrupción, narcotráfico y fraude electoral. Ya no se distinguen los rumores de la realidad; lo falso de lo verdadero.

Por esto, mucha gente deja de apoyar a los políticos. Y esperan a que hagan todo lo que se les pide y los critican por lo que no hacen en vez de hablar bien de lo que sí logran hacer. ¿Cómo esperan a que hagan un buen trabajo si lo único que hacen es vigilarlos, para que, con su primera caída, los marquen como incompetentes y viciosos?

Entonces, como decía Platón acerca de la política en La República: “El castigo mayor es ser gobernado por otro más perverso”. Si la gente espera un cambio, que lo haga ella misma; que influya en la sociedad –aunque sea empezando con un pequeño círculo de amigos- para que se empiecen a postular candidatos honestos, que no puedan ser corrompidos. Y que en el camino para lograr esto, muestren más apoyo a los políticos presentes y se les dé a conocer sus errores –de manera razonada y con argumentos- para que conozcan la verdad; para que puedan gobernar buscando el bien común de los que gobiernan por encima del propio. Para que en el futuro la gente deje de pensar “votaré por el menos peor” y comience a decir “votaré por el mejor; el que logrará hacer prosperar a mi país”.

Imagen de la web Filosofía Hoy

Categorías

Aviso legal | Mapa web | Filosofíahoy.com es una web promovida por Pablo María Ozcoidi García-Falces. | Contacto: ozcoidipablo@gmail.com